La forma inesperada en que me sentí al quedar embarazada después de la infertilidad - IVI: Foro de Infertilidad y Reproducción Asistida

Anuncio

Collapse
No announcement yet.

La forma inesperada en que me sentí al quedar embarazada después de la infertilidad

Collapse
X
 
  • Filter
  • Hora
  • Show
Clear All
new posts

  • La forma inesperada en que me sentí al quedar embarazada después de la infertilidad


    La esperanza es una mala hierba porque se infiltra en lugares oscuros. Es resistente. Persistente.

    Todavía se siente extraño decir "estoy embarazada". Especialmente en voz alta.

    Mi marido y yo llevamos casi tres años intentando tener un bebé. Lo que empezó como un ejercicio divertido se convirtió rápidamente en una serie de contratiempos y decepciones. Tuvimos abortos espontáneos, me operé de endometriosis y pasamos por tres rondas fallidas de fecundación in vitro en las que 48 pequeños embriones nunca se convirtieron en nuestros hijos.

    Finalmente, decidimos renunciar a la fertilidad asistida y aceptar un futuro en el que estuviéramos los dos solos.

    Nuestro último esfuerzo fue probar un fármaco (llamado letrozol) que podría haber tenido un impacto positivo en la fertilidad, pero con mis otros problemas reproductivos no teníamos muchas esperanzas y comenzamos el proceso de curación para seguir adelante al mismo tiempo.

    Y entonces me quedé embarazada. Muy rápidamente además.

    Y todos los sueños que había tenido sobre su ocurrencia se llenaron de una alegría abrumadora. Todas las películas que había visto o las historias que había leído me decían que sólo sentiría pura felicidad y emoción.

    Pero no fue así.

    Sentí miedo.

    Me sentí culpable.

    Me sentí un fraude.

    Tenía miedo de perder otro bebé porque sabía que estaba muy cerca del punto de ruptura. Sentí miedo de volver a causar dolor a mis padres mientras me veían sufrir. Temía cada día porque estaba convencida de que ese sería el día en que no habría latidos y abortaría.

    Me sentía culpable simplemente porque estaba embarazada. Porque mi amiga íntima que estaba en el mismo viaje de infertilidad que yo, el suyo mucho más largo y doloroso, aún no estaba embarazada. Me sentía culpable por la posibilidad de llevarme un bebé a casa antes de tiempo cuando lo que yo había pasado no era tan malo como lo que otras mujeres habían soportado.

    Me sentía como un fraude porque había hablado públicamente a través de mi blog de que no había tenido un final feliz. Había sido explícitamente abierta sobre nuestro viaje de fertilidad que no terminaba con un bebé y sobre lo importante que era contar historias que simplemente terminaban, sin arco iris ni un bonito lazo alrededor del paquete. Ahora, aquí estaba, quizás consiguiendo ese arco iris, y eso me hacía sentir como una mentirosa y como si todas mis palabras anteriores fueran ahora poco sinceras.

    Pero también me sentía esperanzada. Ni emocionada ni feliz, pero sí esperanzada.

    Dije en mi blog que "la esperanza es una mala hierba", y mucha gente lo interpretó como algo malo, pero no lo es. La esperanza es una mala hierba porque se infiltra en lugares oscuros. Es resistente. Es persistente. La esperanza a menudo no acepta un no por respuesta, y a pesar de los intentos de matarla, la esperanza te mantendrá vivo en silencio.

    Hoy estoy embarazada de 20,5 semanas.

    Ya lo he dicho. Y estoy muy asustada, agradecida y esperanzada.

    [URL="https://www.sentirtebella.com/la-forma-inesperada-en-que-me-senti-al-quedar-embarazada-despues-de-la-infertilidad/"]Dejo mi blog en este link[/URL]

  • #2
    Espero haya nacido bien tu bebé y gracias por compartir tu experiencia.
    ________________________________
    [SIZE=8px]Me dedico a la [URL="https://www.lahormigaplay.com/renta-de-futbolitos-en-el-sur-del-df/"][COLOR=#000000]renta de futbolitos[/COLOR][/URL] en CDMX | Estudio Psicología.[/SIZE]

    Comment


    • #3
      El cerebro y el corazón de las personas son órganos inescrutables que pueden obrar cualquier milagro o inducir cualquier fatalidad. Ojalá que haya nacido ese anhelado bebé y que te hayas despojado a día de hoy ya de ese sentimiento de culpa, puede que natural, pero a todas luces injusto, que te venía atormentando. 

      Comment

      Working...
      X